Sin categoría

Dar la teta NO es gratis

Como todo va cambiando y nos vamos acomodando a nuevas ideas, hoy podemos plantear esta nueva idea, que No es gratis amamantar.

¿Y porque decimos esto? Si la mayoría podría pensar o como se pensaba hasta hace poco que no implica gasto económico, pero si energía de parte de la madre que amamanta.   No podemos negar que dar de mamar implica mucho esfuerzo para la mamá, que ya puso el cuerpo durante el embarazo, el parto y luego sigue haciéndolo durante la lactancia. El inicio de la lactancia es la parte más dura para la mayoría, pero con el tiempo todo fluye de manera natural y práctica.

 Es importante recibir la ayuda y la contención del entorno para poder lograr una lactancia exclusiva. Empecemos por el sistema médico que debe acompañar incentivando y acompañado los deseos de esa mujer, la primera pregunta debería ser “¿queres amamantar a tu bebé?”.  Siempre brindando información, apoyo y sin juzgar. Así como decimos la maternidad será desea o no será, la lactancia tiene que ir por el mismo camino.

Ahora que pasa con las mujeres que sí quieren amamantar, pero no reciben el apoyo y la ayuda para poder lograrlo y terminan con lactancias mixtas (se le dice así a bebes amamantados y complementados con leche de fórmula al mismo tiempo). Cuando no se les da la posibilidad de elegir a esas mujeres que prefieren hacer sobre el complemento o ni siquiera la explicación de posibilidades tiene con respecto a la formula. Acá es donde el empoderarnos con respecto a la lactancia y nuestras elecciones debe ser real. Esto se logra, en principio, recibiendo información relacionada durante el embarazo, por ejemplo: qué se debe esperar durante los primeros días respecto a la lactancia, el crecimiento del bebé y los cambios en el propio cuerpo. Incluso, durante el último tiempo del embarazo, se sugiere buscar el o la pediatra que les acompañará luego del nacimiento. En estas decisiones también entra en juego el empoderamiento, ya que se trata de elegir y decidir qué tipo de profesional, con qué mirada y método, queremos que nos acompañen.

Cuando se habla de lactancia lo primero con lo que se la relaciona es con la alimentación del bebé. Dar la teta es mucho más que alimentarlo, es upa, comunicación, contención, es estar con mamá piel con piel, calor de mamá. El bebé toma el mejor alimento que puede recibir. Hecho a su medida, según las necesidades de ese bebé, con todos los anticuerpos que necesita en ese momento, siempre disponible y con la temperatura justa. Es tan completo que, hasta los 6 meses de vida, no necesita nada más. Luego, hasta los 2 años o más se puede seguir amamantándose además de ingerir otros alimentos.

En conclusión, la lactancia debe ser una decisión, así como Lavinia Belli, líder de la liga de la leche noruega, dijo “Puede que la lactancia no sea la mejor opción para todas las madres, pero es la mejor opción para todos los bebés”.   Por esto es importante recibir información durante el embarazo. Luego del parto, si es necesario, pedir ayuda ante cualquier dificultad que se presente y hacer todo lo que esté al alcance de esa diada para llegar a lograr una lactancia feliz si ese el deseo.

Pero siempre recordemos que la información es empoderamiento. En la lactancia, para que sea exitosa, es necesario trabajar en equipo: familia y el entorno de la mujer, profesionales y el entorno laboral. Todos apoyando la decisión de esa mujer de amamantar o no, pero siempre acompañada no sola.

 La lactancia es un derecho, no una obligación.

Ximena Clérico.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s