Notas

“Parto: el papel de las hormonas antes y durante el mismo”

En el momento del parto, se activan distintos sensores del organismo, entre ellos el sistema hormonal ¿Qué influencia tienen las hormonas en el momento de iniciación de los primeros síntomas de trabajo de parto?

Primero sería bueno aclarar que el trabajo de parto se inicia cuando, la mujer tiene 3 cm de dilatación como mínimo y 3 contracciones en 10 minutos como mínimo. Si alguna de estas dos variables no ocurren, la mujer no empezó con su trabajo de parto.

El proceso de parto es un proceso cerebral y fisiológico. Durante el trabajo de parto, el cerebro primitivo, el mismo que tenemos en común con los mamíferos, debe segregar las hormonas necesarias para que  las contracciones uterinas sean eficaces. Todos los mamíferos necesitan que durante el trabajo de parto, el hipotálamo, glándula pituitaria, hipófisis, que funcionan como una glándula, segrega un cocktail de hormonas. Las hormonas intervinientes son: la oxitocina, que facilita las contracciones uterinas. Las Endorfinas, que funcionan como opiáceos. La Adrenalina, hormona que aparece al principio y al final del parto. Puede también presentarse, si la madre se siente amenazada durante el trabajo de parto, esta corta el proceso. La Noradrenalina, aumenta el estado de vigilia. El equilibrio entre ellas hace que el trabajo de parto avance.

Para que esto ocurra,  además para que estas hormonas son segregadas, debe haber una reducción de la actividad del neocórtex (parte del cerebro primitivo) . Esto se ve reflejado cuando a la madre se la nota como “desconectada” de este mundo, como en otro planeta. Este cambio de conciencia es necesario para que se produzca el equilibrio hormonal.

Todos los mamíferos se aíslan para parir, necesitan intimidad. Es importante mantener la privacidad de la madre. Otro punto a tener en cuenta es la oscuridad, ya que la luz es un poderoso estimulante del neocórtex. También es importante, no hablarle a la mamá, y menos hacerle preguntas, sí que se sienta acompañada y contenida. La temperatura del ambiente, debe ser cálida, la madre no debe sentir frío, ya que puede detenerse el proceso.

 

En relación con el sistema hormonal ¿Hay diferencias entre el parto normal y la cesárea? ¿Qué sucede en cada situación?

La anestesia y los analgésicos (como la epidural) podrían, asimismo, tener un impacto tanto en la madre como en el bebé. Sean cuales sean las razones de su administración podrían afectar el nivel de oxitocina liberada durante y después nacimiento.

Las mujeres a las que se les practica una cesárea tienen, en promedio, menos pulsaciones de oxitocina durante la lactancia que aquellas que parieron vaginalmente. Por lo general las madres que tienen  a sus hijos por cesárea, tienen más dificultades en el inicio y transcurso de la lactancia. Esto se debe en mayor medida a que la primer prendida es por lo general dificultosa,  y varias horas después de la operación. Mientras que en un parto vaginal la primer prendida se produce en la misma sala de partos y en un tiempo mucho menor. Esto se debe a la reducción de la oxitocina, hormona clave en la lactancia. Después del alumbramiento espontáneo, existe una base hormonal en el proceso del apego que ocurre en las primeras horas de vida del bebé.

Por otro lado él bebe, tiene una activa participación  en  desencadenar el parto. Una es la de liberar líquido amniótico sustancia que indica que sus pulmones ya están maduros. Además, parece ser que las hormonas que la madre y el bebé  liberadas durante el parto contribuyen a terminar esta maduración. Es posible,  que un bebé nacido por cesárea sin trabajo corra mayor riesgo de tener dificultades respiratorias, no solamente inmediatamente después del nacimiento sino también durante  mucho tiempo, luego de este.

Por esta razón, no se aconseja la realización de cesáreas programadas, porque él bebe puede no estar listo para salir de la panza de su mama, ya sea por inmadurez en cuanto a sus pulmones, inmadurez en su succión, dificultando su alimentación en el pecho, además de tener como característica el ser muy dormilones, durante los primeros días.

 

¿Qué importancia tiene la oxitocina durante el parto? ¿Cuál es su función y su efecto?

La hormona principal para que el trabajo de parto avance es la oxitocina, la cual se la conoce también como la “hormona del amor”. Esta hormona se la llama de esta manera ya que es liberada durante el orgasmo, donde facilita la aspiración del esperma y el encuentro de los espermatozoides y con el óvulo, durante el trabajo de parto, y durante la lactancia. Durante el trabajo de parto, la función es la de provocar las contracciones en el útero y así, en el proceso del parto, producir las modificaciones del cuello del útero que llevan a la dilatación. Luego estas contracciones eficaces empujaran al bebé fuera de la panza de su madre a través de la vagina. También ayudará a desprender y  expulsar la placenta, momento en donde realmente finaliza el parto. La oxitocina,  está asociada en la última fase del parto, a un nivel muy alto, necesario para el alumbramiento de la placenta. Ese nivel elevado de oxitocina, se lo relaciona con otra hormona llamada prolactina, “hormona de la maternidad”. Indispensable para la producción de leche materna.

 

¿Qué sucede con las endorfinas? ¿Cuál es su rol en este momento?

Las endorfinas, hacen un efecto de opiáceos y defensa. Por esta razón las mujeres pueden soportar mejor los malestares de las contracciones,  sin ningún tipo de anestesia, el mismo cuerpo se encarga de regular el dolor. Es un analgésico natural. Las endorfinas bloquean la percepción del dolor.

Además está comprobado que los opioides crean estados de dependencia y también contribuyen a despertar el deseo de afectividad. Esta hormona se presenta tanto en él bebe como en la madre, luego del parto. Él bebe por su parte, también segrega sus propias endorfinas. Luego del parto tanto la madre como él bebé están bajo el efecto de  un tipo de morfina, esto favorece el vínculo entre ellos. Por esta razón se sugiere que no haya una separación madre-hijo luego del parto.

 

¿Cómo actúa la adrenalina en este momento? ¿Y la noradrenalina?

La adrenalina, se la define como la hormona del principio y del final, en el parto. Es parte del mecanismo de defensa del cuerpo cuando se presenta algún tipo de peligro. Envía sangre a los músculos, estos se tensan aumenta la frecuencia cardiaca, y las contracciones pueden ser inhibidas, la percepción del dolor es intensificada. Cuando hay un nivel alto de adrenalina, en el cuerpo,  es que la persona  está preparada para  luchar o  huir. Esto tiene una razón de ser,  porque si la madre detectara algo que sea peligro para ella o para su cría en ese momento puede cortar el trabajo de parto y buscar otro lugar, más seguro para parir.

Esta hormona aparece más que nada, durante el final del parto, cuando el reflejo de expulsión del feto, comienza.  Ayuda y da fuerza a la madre para poder expulsar al feto. El momento luego del parto la madre da la sensación de estar llena de energía, esto se debe a la adrenalina. La madre está alerta, incluso agresiva, luego del parto. Agresiva en un aspecto de amor materno. Mismo el bebé segrega durante las últimas contracción adrenalina también, preparándolo para salir al mundo.

La noradrenalina aumenta el estado de vigilia, con lo que se incrementa el estado de alerta en el sujeto, y se facilita también la disponibilidad para actuar frente a un estímulo. Está relacionado con  los impulsos de ira y placer sexual. Esto se puede notar en los bebés recién nacidos que tienen su ojo bien abiertos y buscan la mirada de sus madres. Ellos se encuentran despiertos por un tiempo de vigilia hasta que  luego descansan. Esto ocurre tanto para la mamá como el bebé.

 

¿Hay otras hormonas que se ponen en funcionamiento? ¿cuáles? OXITOCINA SINTÉTICA ¿A qué se denomina ‘oxitocina sintética’? ¿en qué momentos se utiliza? ¿implica riesgos tanto para la madre como para el bebé? ¿cuáles?¿en qué casos no debe administrarse?

Actualmente,  la oxitocina se utiliza durante el parto como medicamento. La pitocina (una solución de oxitocina) se emplea para provocar contracciones uterinas, ya se  para inducir el parto, para reforzar las contracciones en el momento de la expulsión del bebé o de la placenta. La oxitocina sintética muchas veces se emplea “por si las dudas” esto es a través de una vía en uno de los brazos la madre, donde el profesional coloca una cantidad de oxitocina sintética para aumentar los niveles de esta hormona, dentro del cuerpo de la madre. Con esta técnica se logra que se acelere el trabajo de parto. Esto se hace para que sean más “eficaces” las contracciones,  pero lo que se logra es que las contracciones sean dolorosas y que la mujer no tenga posibilidad de moverse y buscar la mejor posición para afrontar cada contracción, esto debido a que está todo el tiempo tiene puesta la vía en su brazo. Esto trae como consecuencia el uso de anestesia epidural. Estas dos combinaciones pueden provocar una estimulación excesiva por sobredosificación y sufrimiento fetal por falta de oxigenación y otros cambios fisiológicos de efectos negativos que muchas veces terminan en una cesárea.

Otra forma de utilización de oxitocina sintética, es la vaporización nasal, ayuda a estimular la producción de leche en las mujeres con dificultades a  la hora de amamantar. Estas prácticas más allá que hoy en la mayoría de las instituciones sean habituales, no son recomendadas, ya que no son naturales e interfieren en el curso natural de la oxitocina que produce el cuerpo en forma natural. Por lo general al ser contracciones “artificiales” son más dolorosas.

Por esto es importante entender que el cuerpo de cada mujer y su bebé saben qué hacer para parir. SI se la deja tranquila y acompañada, y ella misma produzca oxitocina para la estimulación de sus contracciones, Junto con endorfinas una menor producción de adrenalina. Este conjunto de hormonas hace que todo fluya naturalmente. Para esto no hay que olvidarse de crear es ambiente adecuado, con poca luz, temperatura agradable, que la mujer elija qué posición desea estar, caminar si es necesario, que nadie le dé ordenes de qué hacer, respetar sus tiempos, sentirse contenida y no observada.

Darle a las mujeres oxitocina sintética calmantes, destruye el equilibrio hormonal del cual dependen el trabajo de parto.

 

¿Algo más que quisiera agregar?

El acercamiento a las hormonas que intervienen en el parto, nos permite entender que el orgasmo, el parto, la lactancia, están dentro de la vida sexual de la mujer. Además de tener en común el final con el reflejo de eyección, durante reflejo de eyección de espermas y contracciones uterinas que favorecen el encuentro con el óvulo, durante el coito, el último tramo de la expulsión del feto y luego de la placenta, el reflejo de eyección de leche en la lactancia. Está demostrado que  si el parto se produce de forma fisiológica sin intervenciones, el mismo cuerpo utiliza las hormonas en su equilibrio para que este fluya naturalmente. Sin olvidarnos que somos mamíferos.

Todas las mujeres podemos parir, a la cría que gestamos. Una mujer informada es una mujer empoderada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s